Alimentación saludable y sistema inmunológico

Una alimentación saludable ayuda al organismo

Aunque parece que han subido algo las temperaturas aún estamos en riesgo de padecer algún tipo de enfermedad respiratoria; cuando las temperaturas son bajas se produce una bajada de las defensas y esto se convierte en un caldo de cultivo para enfermedades estacionales como la gripe o el resfriado. Una alimentación saludable puede ayudarnos.alimentación saludable

Las personas que descuidan la alimentación suelen tener carencias nutricionales por lo que son más propensas a padecer estas patologías.

Prestar atención a la alimentación es ayudar al organismo.

Como apunta el Dr. en farmacia y nutricionista Aquilino García Perea, vocal nacional de alimentación del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. “Existe una correlación entre la alimentación y el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Seguir una dieta equilibrada, es fundamental para proporcionar el aporte vitamínico y mineral que necesita nuestro organismo y poder prevenir ciertas enfermedades víricas de las vías respiratorias”.

¿Qué alimentos refuerzan nuestro sistema inmunológico?

La vitamina C, reduce la severidad y duración de los resfriados: la podemos encontrar en cítricos, fresas, kiwi, pimiento, tomate, coliflor o la calabaza, entre otros.

La vitamina A, presente en lácteos, huevos y frutas como las cerezas y el melón, promueve el refuerzo de las defensas.
También son beneficiosas la vitamina E y las vitaminas del grupo B que están en elaboraciones tanto de origen vegetal como animal.

Por otro lado, los frutos secos y las legumbres son recomendables porque son fuente de energía, aportan hierro, un mineral que mejora la respuesta inmunitaria, y evitan la sensación de cansancio.

Síntomas que nos pueden alertar de una posible bajada de defensas

La sensación de fatiga o agotamiento es uno de los síntomas más habituales que indica que nuestro sistema inmunitario está más débil.
Los dolores musculares sin haber practicado ejercicio previamente.
Las heridas que tardan en cicatrizar.
La debilidad del cabello

Además de la alimentación…

    • Existen otros factores que hay que tener en cuenta para mejorar la resistencia inmunológica.
    • Evitar el estrés, que consume las reservas de algunas vitaminas y minerales,
    • Practicar regularmente ejercicio físico,
    • Dormir mínimo entre 7 y 8 horas diarias para que nuestro organismo se recargue con la energía necesaria.
    • Mantener un correcto estado de hidratación.

Apuesta por hábitos de vida saludable

 

Fuente:

asozumos