Cómo prevenir gripes y resfriados con fruta.

Cómo prevenir gripes y resfriados con fruta.

Un largo verano y un corto pero intenso invierno han hecho de este año, un año con mucha nieve en nuestras islas. Los carnavales pasados por agua, con bajas temperaturas durante las noches. Sobre todas las cosas, las pocas condiciones de las casas en Canarias que nos hacen casi estar más abrigados dentro de ellas que fuera, aunque sea por cortos períodos de tiempo al año.Cómo prevenir gripes y resfriados

Unas características que ayudan a debilitar el sistema inmune y a enfriarnos o contagiarnos la gripe, esto último, algo inevitable en cualquier parte del mundo.

Si ya has caído en alguna de estas patologías este año, seguro que querrás prevenir de nuevo un estado igual. Si aún no lo has estado, será mejor que hagas todo lo que esté en tu mano para evitarlo.

Como bien decía esta frase del siglo V a.c de Hipócrates, “Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina, tu alimento”.
Haciendo caso a esta gran verdad, ¿Cómo podemos prevenir estos estados con frutas?

Cómo prevenir gripes y resfriados con fruta.

Es sabido que la fruta no ejerce la función de tratamiento frente a una gripe, pero sí, nos ayuda a mantener alerta a nuestro sistema inmune haciéndonos más fuertes frente a posibles contagios y cambios bruscos de temperatura. De ahí, que contemplemos alimentos preventivos, y no sólo a este nivel sino también La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia han indicado que el consumo de fruta y verdura también ayuda a paliar los efectos producidos por la misma y la pronta recuperación.

Cómo en muchos otros artículos, nombramos la vitamina C, como una vitamina presente en muchas frutas y esencial para reforzar nuestro sistema inmune en cualquier momento del año. Incluso puede llegar a aliviar y acelerar el proceso de curación. Para ello es necesario que consumamos diariamente frutas que contienen esta vitamina, con el fin de mantener nuestro en la mejor forma física. Como ejemplo, frutas en tonos rojos como arándanos, fresas, frambuesas, moras, papaya, naranja, limón, piña, mango,… en formato entero o de zumo.

La gran cantidad de vitamina C aporta al cuerpo gran cantidad de antioxidantes, ayudándonos a prevenir la oxidación y el envejecimiento entre otras cosas. Cuánta más carga de antioxidantes aportemos con la alimentación antes nos recuperaremos de la gripe y el resfriado.

Recuerda siempre, que un vaso de zumo 100% sabor, sustituye a una pieza de fruta e incluso puedes utilizar la mezcla de ambos para conseguir un zumo más completo cuando estés pasando por uno de estos procesos.

Cuando el cuerpo está más débil, cansado, fatigado o enfermo necesita más cuidados y atención. Es necesario escuchar a nuestro cuerpo en estos momentos y dedicarle más tiempo del habitual a través de la alimentación y el descanso.

Ten en cuenta estos consejos sobre  cómo prevenir gripes y resfriados con fruta.

lucia corominas