Compensar los excesos navideños

Compensar los excesos navideños
Comenzamos un nuevo año, repleto de propósitos, objetivos, metas y retos por cumplir. Aunque el primero que nos ocupa cada año es limpiar los excesos de las fiestas.compensar los excesos navideños
En ocasiones nos alentamos pensando que evitar algunas comidas o eliminar algunos alimentos durante determinado tiempo pueden ayudar a perder esos kilos de más o a drenar el cuerpo. Lo cierto, es que esto produce un desequilibrio metabólico que puede llegar a confundir al cuerpo.
Hoy es el día perfecto, para darte algunos tips o consejos que puedas tener en cuenta a la hora de planear tu dieta semanal para alimentarte de manera saludable sin excluir grupos de alimentos que son de vital importancia.

Compensar los excesos navideños

El desayuno.

Saltarse el desayuno es siempre un error como herramienta para compensar excesos de la cena anterior o en cualquier otra circunstancia. El metabolismo pasa muchas horas sin comer durante la noche y el cuerpo necesita al levantarse una buena hidratación a través de alimentos o bebidas que nos la aporten como la fruta, las infusiones, tes ó bebidas calientes. Puedes hacer esta comida de manera más ligera, siempre y cuando se ingiera algo de alimento. De esta manera podemos empezar el día con energía, buen humor y llegar a la media mañana sin mucha hambre.

Alimentos ricos en fibra.

Si queremos limpiar el cuerpo, volver a evacuar de manera normal y aliviar las malas sensaciones estomacales debemos tomar frutas y verduras de todo tipo, frutos secos, frutas deshidratadas, semillas oleaginosas, legumbres, etc.

Menú ligero pero rico.

Combinar alimentos hipocalóricos de origen vegetal y natural como la fruta y verdura u hortaliza, pescado blanco o carne magra de ave, tofu o seitan en cocciones sencillas (plancha, horno, parrilla o vapor) y dar un toque sofisticado con una salsa o aliño diferente o incluso algún alimento más exótico y con una presentación atractiva puede hacer que la comida mas ligera sea la más atractiva. Si a eso le añadimos una buena digestión y buenas sensaciones. ¿Es perfecto verdad?

Alimentos depurativos.

Mas que evitar alimentos para limpiar, debemos añadir alimentos para eliminar. Estos alimentos estimulan los órganos depurativos que son el hígado, el riñón y el intestino. Vegetales de sabor amargo o frutas como la manzana, la pera o la piña deben formar parte de nuestros menús si queremos depurar estos órganos.

Ensaladas como entrante.

En invierno las ensaladas apetecen menos por el clima pero siguen siendo de vital importancia para cumplir con la ingesta recomendada de verdura cruda diaria. Así que no dudes en prepararte una buena ensalada como primer plato añadiendo alguna fruta para aportar enzimas que facilitan la digestión. No olvides el toque final con un buen aliño cítrico y un toque de brotes de alfalfa, trigo, soja, cebada o cualquier otro.

Bebidas, postres y cafés sin azúcar.

Evita después de los excesos las bebidas azucaradas, para ello Libby´s te propone una amplia gama de sabores con Stevia, un edulcorante que aporta dulzor y cero calorías a la bebida.

Ejercicio físico.

Como siempre, no nos podemos acostumbrar a una vida sedentaria. El movimiento es la vida del humano, así que si no haces ningún ejercicio empieza caminando al menos 30 minutos 3-4 veces al día.

Empieza ya a compensar los excesos navideños con estos sencillos trucos.

lucia corominas