¿Consumir un zumo supone tomar menos frutas y verduras?

¿Consumir un zumo de frutas supone tomar menos frutas y verduras?

La primavera ya ha llegado a nuestras islas y no sólo la sensación térmica cambia sino también la manera de alimentarnos. En primavera comienza a mejorar el tiempo y con ello aumentan las ganas de comidas más ligeras y frescas. Por esto, las frutas y verduras se vuelven a partir de ahora imprescindibles (más aún de lo que ya son el resto del año).zumos_colores_-z

Frutas y verduras de esta temporada en Canarias

  • Frutas , mayoritariamente plátanos, fresas y fresones, pomelo, limón, kiwi, mandarinas y naranjas.
  • Verduras , mayoritariamente brócoli, acelgas, col, cebollas, ajos, calabacín, habas, remolacha, puerro, tomate, rábano, etc.

Un zumo envasado una de las cinco raciones diarias recomendadas

Con el aumento del consumo de frutas, el planteamiento con el que se titula el artículo, se vuelve de interés y parece que de un año para otro es necesario refrescarlo. Contestamos a la pregunta de mayor interés para los consumidores:

Consumir un zumo de frutas 100% no supone tomar menos frutas y verduras.

La organización internacional “5 al día” declara que una de las raciones diarias de frutas y verduras puede proceder de un zumo de frutas envasado.
Los zumos de frutas como ya sabemos, contienen menos cantidad de fibra alimentaria que la pieza de fruta en sí, pero ni tan exagerado con las críticas que recibe desde el mundo internauta.

La gama de zumos 100% sabor envasados, en este caso de Libby´s, mantiene las características nutricionales de la propia fruta de la que procede.

Por supuesto, no dejamos de comentar en esta sección nutricional, que debe ser combinado con una dieta equilibrada y variada y la práctica habitual de ejercicio físico.

La fruta seleccionada para los zumos envasados cuentan con la ventaja de ser recogidos en el momento óptimo de maduración y esto favorece sus características organolépticas y beneficios nutricionales. Al contrario de lo que ocurre con algunas frutas frescas, que se encuentran fuera de temporada y las compramos después de pasar largos períodos en cámaras de refrigeración. Éstas cámaras deciden el proceso de maduración que deben de llevar y en ocasiones las frutas tienen un aspecto precioso y estético por fuera pero tienen algunas partes podridas por dentro.

Así que, en esta época y hasta que acabe el verano, consume más frutas y verduras y cuenta siempre con la posibilidad de sustituir una pieza de estas por un buen zumo 100% fruta envasado de calidad.

lucia corominas