El secreto de combinar las frutas apropiadamente

Combinar las frutas y acertar

Existen tantas opciones para combinar las frutas que resulta ser una búsqueda habitual en Internet. Para saber que zumo hacernos hoy en casa con lo que tengo en la nevera o para hacer la mejor elección en el supermercado cuando compramos un zumo envasado.Combinar las frutas

Existen mil teorías sobre como comer la fruta y como mezclarla. También es cierto que existen tantas teorías como estómagos en el planeta, y a lo primero que deberíamos hacer caso, debería de ser a nuestro estómago. No hacer la vista gorda con las sensaciones que se producen después de comer, sino desconectar el piloto automático y reflexionar sobre que me puede haber sentado mal o quizás, que me puede haber sentado tan bien… No siempre hay que valorar solo la parte negativa.

Pues bien, usando como primera opción las sensaciones personales de cada uno, la combinación de frutas por colores hace que coincidan en propiedades nutricionales en gran medida. Por ejemplo, la clásica mezcla de papaya con naranja, ambas frutas de color naranja hacen que en el zumo predominen los carotenoides.

Combinar las frutas adecuadamente

Las frutas que tienen colores entre el amarillo y naranja suelen coincidir los nutrientes básicos. Los carotenoides son un grupo nutricional que utiliza el organismo para formar la vitamina A. El color amarillo-naranja de las frutas además las hace ricas en vitamina C, un antioxidante vital para proteger el cuerpo esta época del año, ácido fólico para favorecer la regeneración y creación de tejidos y minerales como el potasio que ayudan a mantener los músculos remineralizados y evitar calambres musculares.

Conseguiremos una acción protectora del sistema inmune, reduciremos el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer y futuros problemas de visión.

La combinación de fruta pera-piña es ideal para aportar fibra al organismo y al ser frutas que contienen mucha agua, favorecen la diuresis, consiguiendo un efecto de limpieza a diferentes niveles. Para adaptar la piña a niños y adolescentes es una mezcla perfecta. Los adolescentes necesitan depurar en esa edad para evitar que los cambios hormonales provoquen acné y olores fuertes.

La mezcla piña-coco es sin duda la más tropical. El coco, tan de moda últimamente se reconoce por ser un remineralizante natural. Para épocas de mucho calor, para deportistas, para personas que hayan tenido pérdidas de líquidos como por ejemplo después de un parto. Si tienes algún proceso inflamatorio, añádele en casa jengibre para convertirlo en una bebida sin duda reconfortante.

Para mujeres con retención de líquidos ó que simplemente quieran eliminar toxinas es la mejor opción. Si el peso te preocupa el Néctar Light de Libby´s endulzado con stevia es la mejor opción.

Sin embargo la papaya-naranja se convierte en una combinación básica para todos en casa, desde los más pequeños hasta los mayores. La responsable de que la papaya sea tan aceptada por todos los paladares es sin duda la enzima que contiene, la papaína. Personas con problemas digestivos de cualquier edad deben consumirla al menos alguna vez a la semana.

lucia corominas