El zumo de frutas ayuda a prevenir enfermedades de base oxidativa e inflamatoria

Los zumos de frutas son fuente de vitaminas y minerales y proporcionan innumerables beneficios para la salud.

Beneficios más destacados desde el punto de vista de la prevención de ciertas enfermedades como la presión arterial alta.zumos de frutas

El consumo de zumos aporta una cantidad importante de antioxidantes y compuestos bioactivos, proporcionando protección frente a enfermedades de base oxidativa e inflamatoria como dolencias cardiovasculares, diabetes, síndrome metabólico, enfermedad inflamatoria intestinal, algunos tipos de cáncer, enfermedades neurodegenerativas.
Además, algunos trabajos se han centrado en estudiar el efecto antihipertensivo de los zumos de cítricos encontrando resultados positivos. Por otro lado, algunos componentes bioactivos de zumos como las antocianinas, han mostrado propiedades antitumorales específicas.

Ingesta adecuada de zumos de frutas para lograr un beneficio óptimo para la salud

Dependiendo de las necesidades energéticas de cada persona, la cantidad puede variar, pero una ración al día es recomendable, preferentemente zumo que contenga pulpa para no perder las propiedades que proporciona la fibra.

Evidencias científicas que demuestran la capacidad antinflamatoria y antioxidante de los zumos de frutas.

Las propiedades antinflamatorias y antioxidantes que poseen algunos compuestos bioactivos encontrados en los zumos de frutas son las más conocidas y demostradas. Por lo tanto, la ingesta de zumo de frutas junto con una dieta equilibrada puede coadyuvar a la prevención y a mejorar el estado cardiovascular y de otras enfermedades de base oxidativa e inflamatoria.

Recomendación de 5 piezas de fruta al día, de las cuales una podría sustituirse por un zumo de frutas

La recomendación es adecuada siempre y cuando se tenga en cuenta que el potencial se maximiza cuando el zumo elegido contiene pulpa. El tomar un zumo sin dicha pulpa, podría dejarlo fuera en la comparación con una pieza de fruta, ya que la fibra contenida es la que permite que los niveles de azúcar contenidos en la fruta puedan ser asimilados de manera adecuada. Además, evidencias recientes apuntan al papel fundamental que tiene la fibra en su interacción con la microbiota intestinal. Por lo tanto, la recomendación sería, sí, incluir un zumo siempre que contenga la pulpa.

 

Extracto de la entrevista de Asozumos al Dr. Óscar Daniel Rangel Huerta. Investigador Posdoctoral del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos. Centro de Investigación Biomédica, Universidad de Granada