Múltiples beneficios y propiedades saludables en un zumo de frutas

zumos Libbys

El consumo moderado de zumos de frutas, dentro de una dieta saludable y equilibrada, es adecuado para obtener un aporte inmediato de energía y un funcionamiento cerebral óptimo. Además, estos alimentos podrían ayudar al organismo a prevenir distintas enfermedades cardiovasculares, cáncer u otros procesos neurodegenerativos.

Los zumos, además de vitaminas y minerales, contienen compuestos bioactivos, con propiedades antioxidantes, que los convierten en una buena opción para alcanzar la ingesta de fruta recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el programa español de la ‘Estrategia NAOS’.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda el consumo mínimo de 400 gramos de frutas y verduras, y la asociación española “5 al día”, que promueve el consumo de al menos cinco piezas al día de frutas y verduras, considera que un vaso de zumo de frutas puede ayudarnos a alcanzar la ingesta de cinco raciones diarias.

¿Conocemos las propiedades nutricionales de los zumos de frutas?

Los zumos de frutas son una fuente natural de vitamina C, que está relacionada con la reducción del cansancio y la fatiga, y que tiene un papel fundamental en la absorción del hierro y en la regeneración de la forma reducida de la vitamina E, que disminuye la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Los zumos de frutas también aportan β-caroteno (provitamina A) importante para la vista, para mantener la piel y las mucosas sanas y para el crecimiento óseo. También aportan vitamina B9 (ácido fólico) que contribuye al mantenimiento de las funciones psicológicas, la reducción del cansancio y la fatiga. Juega un papel muy importante en los procesos de división y neoformación de las células durante el embarazo y favorece la prevención de malformaciones en el feto.

En cuanto a los minerales, el potasio favorece el equilibrio hídrico y contribuye al desarrollo de una función muscular adecuada; participa en muchas reacciones enzimáticas y en importantes procesos fisiológicos, como el ritmo cardíaco, la conducción nerviosa y la contracción muscular. El magnesio participa en la formación de los huesos y refuerza el sistema inmunológico, o el calcio que participa en el correcto desarrollo y mantenimiento de los huesos, son algunos de los minerales que contienen los zumos de frutas, que están presentes en algunas de las funciones de nuestro organismo y que mejoran nuestras funciones biológicas.

Propiedades nutricionales necesarias para reforzar nuestra salud

Para conseguir mantener una dieta sana y completa nuestra alimentación debe ser variada y equilibrada. Una dieta compuesta por diferentes productos que aporten al organismo diferentes nutrientes y propiedades esenciales para mantener un cuerpo sano y lleno de energía.

Los zumos tienen propiedades hidratantes, antioxidantes, remineralizantes y tonificantes que podrían contribuir a mejorar el sistema inmunológico y a prevenir algunas enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer, así como el cansancio y la fatiga.

Entre todas las propiedades beneficiosas de los zumos de frutas destaca su capacidad antioxidante, que contribuye a la protección del organismo. Los radicales libres, conocidos como EROS, son altamente tóxicos y pueden derivar en el desarrollo de graves enfermedades si no se combaten. Los antioxidantes de los zumos ayudan a inhibir la oxidación producida por los radicales libres y protegen al organismo de sus efectos negativos.

Los antioxidantes, entre otros efectos, inhiben la oxidación que está relacionada con el envejecimiento. Por ello, en el caso de las personas de edad avanzada, los zumos de frutas pueden representar una buena alternativa para reducir el riesgo de ciertas enfermedades asociadas a la edad.