Prepara tu cuerpo contra resfriados y catarros.

Resfriados y catarros, gripes e infecciones respiratorias causadas por diferentes tipos de virus con nombre y apellido son las protagonistas de esta temporada.Resfriados y catarros

En Canarias se nos acumula el cambio de clima, el estrés del trabajo y de la escuela. Como consecuencia de ello, el sistema inmunitario se debilita y está más expuesto a bacterias y virus. Y es que con este tiempo tan cambiante uno no sabe cual es la ropa perfecta para salir a la calle, como tampoco sabe cómo aguantar los cambios de temperatura entre aires acondicionados, el microclima y la variación entre las temperaturas del día y la noche.

La consecuencia de coger un simple resfriado o un virus, y caer enfermos varios días, nos causan casi más estrés que el propio trabajo, teniendo que buscar a alguien que nos cuide a nuestros hijos o faltando al trabajo.

“Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento” Hipócrates.

Hay que aclarar que la fiebre y el malestar físico sólo son señales de que nuestro cuerpo funciona correctamente, de que se defiende. Nuestro sistema inmunitario es capaz de mandar respuestas para identificar al virus como un posible agresor y así, poder liberar anticuerpos para combatirlos. Entonces será mejor, dejar que siga su curso de manera natural y encargarnos nosotros de paliar los síntomas de la mejor manera posible.

¿Qué papel juega la alimentación en los resfriados y catarros?

Pues bien, eso trataremos hoy, cómo poder contribuir a prevenir la enfermedad y si la tenemos, cómo hacer que el proceso dure lo menos posible. En primera instancia una dieta saludable y equilibrada que nos ayude a mantener el organismo más preparado para combatir los síntomas que cursen en cada uno. En esta época del año debemos reforzar con:
Vitamina C, un antioxidante natural que refuerza el organismo de forma natural, ayuda a la eliminación de toxinas que nuestro cuerpo acumula y no necesitamos. Ejemplos de esta vitamina son los cítricos (naranja, mandarina, limón y pomelo), frutos rojos, pimientos y verduras de hoja verde oscuro.
Vitamina A, ayuda a proteger el revestimiento de las vías respiratorias y evita infecciones. También lo encontraremos en verduras de color verde oscuro, alimentos de color amarillo (mango, piña, manzana), naranja (naranjas, papaya, melocotón) y rojos (fresas, arándanos, moras, frambuesas, bayas de goyi, etc).
Vitamina B aporta propiedades inmuno estimulantes y refuerza el sistema inmune. Sobretodo podemos encontrarlos en cereales integrales, legumbres, frutos secos y setas.
El zinc es un mineral que nos ayudará a reducir la duración del proceso gripal o catarral y está en huevos, espárragos, apio e higos entre otros.
Los frutos rojos y los cítricos son grandes aliados contra la gripe y el resfriado. Muy ricos en vitamina C, antioxidantes y muy fáciles de introducir en la dieta en yogures, batidos, zumos y ensaladas.

Los hábitos de vida saludable te ayudan a la prevención de resfriados y catarros.

lucia corominas