Triptófano: la felicidad está en la fruta

Triptófano y fruta

triptófano
La felicidad, un término intangible, que se define como el estado de ánimo de la persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o por disfruta de algo bueno.
La felicidad se trata de un cúmulo de sentimientos y emociones, difícil de calcular cuando cada ser humano proviene en un 50% de su madre y en el otro 50% de su padre. Cada uno de nosotros somos únicos y esto hace que los valores de la felicidad se tengan que medir de manera personal.

La fórmula matemática más cercana a la realidad es la de “La Felicidad Subjetiva”, que dice

  • La felicidad proviene de los genes en un 50%.
  • En un 10% proviene del entorno en el que nos desarrollamos cada día.
  • Un 40% depende de nuestras actividades diarias…

¿Y cuáles pueden ser estas actividades? Si realizamos algún ejercicio físico, si escuchamos música, si pensamos de manera positiva, si tenemos una buena relación con el medio ambiente, si cuidamos de los demás, si practicamos la meditación, la relajación o cualquier otra técnica que ayude a pasar tiempo con nosotros mismos, tú contigo mismo.
En este 40% cabe destacar la alimentación, algo que practicamos al menos 3 veces al día. La organización de la misma durante la semana, la compra de los alimentos, el cocinado, las bebidas que elegimos cada día de manera consciente hacen que indirectamente nos dediquemos un tiempo muy valioso a nosotros mismos.
Con lo que podemos empezar, es llenando el estado mental de emociones positivas, ser plenamente conscientes del bienestar, satisfacción, calidad de vida y la plenitud de manera diaria y evitando sumar a final de semana cuáles son los porcentajes de algo que no se puede medir numéricamente.

Triptófano el  responsable de la felicidad en nuestro organismo

El triptófano, que es un aminoácido esencial que se aporta a través de los alimentos. Éste aminoácido es fundamental para que el cerebro segregue serotonina, la hormona de la felicidad. El triptófano actúa como inductor del sueño en casos de insomnio o dificultad para conciliar el sueño cuando es producido por un aumento de los nervios o del estrés.

El triptófano se encuentra de manera natural en la fruta, para un buen metabolismo necesitamos que nuestro cuerpo tenga niveles adecuados de glucosa, vitaminas del grupo B, potasio y magnesio. Algunas de las frutas que mas contienen este aminoácido son; melocotón, plátano, naranja, fresa, aguacate, papaya, pomelo, arándano, uva y manzana entre muchos otros.

Asegurarnos una alimentación basada en alimentos de origen natural como la fruta induce sensación de bienestar, sentimientos de seguridad, aporta relajación permitiendo que las horas de sueño se aprovechen al máximo para descansar y sobretodo potencia la confianza en uno mismo.
Te invito a desconectar el famoso “piloto automático” que usamos a diario, al menos algunas horas al día para poder valorar cuánto nos queremos y cuánto nos valoramos. Sobretodo midiendo cuánto tiempo le dedicamos a nuestra alimentación, acción repetida todos los días varias veces y que nos asegura una futura calidad de vida o como mínimo, LA FELICIDAD.

lucia corominas