Zumos y verano: juntos de la mano

zumo y veranoCon el aumento de las temperaturas en toda España, las necesidades de hidratación son cada vez mayores. La ingesta de líquidos resulta importantísima para evitar problemas de deshidratación y los zumos son una opción muy apetecible para estos días, ´un vaso de zumo al día alegra tu vida´.

En las recomendaciones de bebida e hidratación para la población española, se afirma que un vaso de zumo es adecuado para contribuir a una hidratación correcta.

La industria de zumos permite una oferta constante de innumerables sabores y colores durante todo el año, pero las cifras de consumo se disparan en España con la llegada del verano, concretamente entre el 15 de mayo y el 15 de septiembre, según un informe elaborado por el Observatorio del Consumo y la Distribución Alimentaria.

Según la Encuesta Nacional de Salud 2011-2012, el porcentaje de personas que cumplen con las recomendaciones de consumo diario mínimo de 5 piezas de frutas o raciones de hortalizas, en el caso de los adultos, con 18 más años, es del 9,71%, mientras que en el caso de los niños es del 3,38%.

Además son muchos los estudios que confirman la importancia que tiene la ingesta de zumos para mantener una dieta equilibrada en los adultos y, especialmente, en los niños.

El consumo de una vaso de zumo al día puede sustituir a una de las 5 piezas de fruta o raciones de hortalizas recomendadas por la organización ´5 al día´.

Propiedades de los zumos

Los zumos tienen propiedades hidratantes, antioxidantes, mineralizantes, tonificantes y antioxidantes que facilitan el tracto intestinal pueden contribuir a mejorar el sistema inmunológico y a prevenir algunas enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer, así como el cansancio y la fatiga.

Los zumos de frutas son una fuente natural de vitamina C, que tiene un papel fundamental en la absorción del hierro y vitamina E, reduciendo la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares.
La capacidad antioxidante de la vitamina A ayuda al desarrollo de funciones como el metabolismo o la vista. Además las moléculas de origen natural que se encuentran en los zumos potencian los efectos de las vitaminas A, B y E.

Asimismo, el zumo de frutas aporta a nuestra dieta ácido fólico, también conocido como vitamina B9, que favorece la prevención de malformaciones en los fetos y contribuye al crecimiento del tejido materno durante el embarazo.

En cuanto a los minerales que contienen los zumos, el potasio favorece el equilibrio hídrico y contribuye al desarrollo de una función muscular adecuada. El magnesio refuerza el sistema inmunológico y participa en la formación de los huesos, mientras que el calcio participa en su correcto desarrollo y mantenimiento.

Por todos estos motivos, la Asociación Española de Fabricantes de Zumos (ASOZUMOS) se esfuerza por recordar, tanto ahora, en el período estival, como durante todo el año, la importanciade incorporar la ingesta de zumos de frutas, como una forma sencilla y apetecible de equilibrar la dieta y de aportar efectos beneficiosos para la salud.

Fuente:


asozumos