Guía de los beneficios de las frutas

En muchas ocasiones nos preguntamos por los beneficios de las frutas que encontramos en el mercado para así saber cuál elegir, porque en tema de frutas…. la selección puede ser difícil debido a que todas están riquísimas.
Para tu tranquilidad, todas las frutas aportan diferentes vitaminas y minerales en diferentes cantidades, por lo que su consumo puede aportarte múltiples beneficios para la salud.

beneficios de la fruta

 

Índice

Las propiedades de las frutas: vitaminas
Las propiedades de las frutas: minerales
Mango
Grosella negra
Fresa
Albaricoque
Papaya
Manzana verde
Frutos Rojos
Melocotón
Piña
Pera
Uva
Limón

Las propiedades de las frutas: vitaminas

Las vitaminas son un grupo de sustancias esenciales para el funcionamiento celular, el crecimiento y el desarrollo normal. Cada una cumple una función importante en el cuerpo y, si no se consumen en cantidades suficientes, pueden causar problemas de salud
Las vitaminas no aportan energía pero sí hacen que el cuerpo aproveche otros nutrientes como las proteínas o las grasas. En total hay 13, de las cuales algunas provienen de los alimentos y otras las produce el propio cuerpo a través de un proceso de síntesis, como por ejemplo la vitamina D, que se genera al exponer la piel directamente al sol.

Las frutas , en general,  son ricas en vitaminas. Como son sustancias tan diferentes entre sí, cada vitamina se encuentra en mayor medida en unas frutas y no en otras. Por ejemplo, para la vitamina C, lo mejor es consumir naranjas, kiwi, fresas, papaya… Si buscamos vitamina A, comer melón, papaya o mango, y si es vitamina E, albaricoques secos o aguacate…

Debemos consumir frutas variadas que se complementen a nivel vitamínico

Guía de los beneficios de la fruta

Las propiedades de las frutas: minerales

La fruta contiene además cantidad de minerales y oligoelementos en concentraciones variables. Los más necesarios como el calcio, fósforo, potasio que contrarresta el sodio y alcaliniza el organismo fundamentalmente y el tan conocido hierro que es un mineral esencial para oxigenar el cuerpo.

Igualmente, el zinc con una acción que favorece las defensas del cuerpo (sistema inmune), el yodo implicado en la glándula tiroides y el magnesio fundamental en las principales funciones fisiológicas como la síntesis de proteínas.

beneficios de la fruta

Mango

Esta fruta destaca por su alto contenido en fibra, siendo la variedad llamada mango de hilacha la que contiene mayor cantidad. Las variedades de mango de gran tamaño tienen un sabor y olor similares al del melocotón en almíbar, aunque con una textura menos hidratada.

Además es muy rico en antioxidantes

Grosella negra

La grosella negra posee propiedades antiinflamatorias y antirreumáticas, por lo que es una fruta perfecta para aliviar los dolores musculares tras un exigente entrenamiento o una competición deportiva especialmente dura.

Fresa

La fresa tiene un montón de propiedades, entre otras, es antioxidante, fortifica los huesos, tiene efecto antiinflamatorio, ayuda a perder peso, refuerza las defensas, es depurativa y regula el tránsito intestinal.

Albaricoque

Esta fruta posee una alta cantidad de vitaminas y azúcares naturales, eliminando toxinas y siendo una fuente perfecta para recuperar energías tras una dura sesión de entrenamiento.

Papaya

Es un potente antioxidante natural: La papaya, por su condición de fruta, también es rica en diversos compuestos antioxidantes, principalmente en carotenoides, unos compuestos naturales que actúan como pigmentos y antioxidantes y son una fuente de provitamina A

Manzana verde

La manzana es una fruta deliciosa y ya sean verdes, rojas o amarillas tiene un montón de propiedades beneficiosas para nuestro organismo, contiene ácido fenólico y flavonoides, que contribuyen a reparar el daño celular del organismo.

Sin embargo la manzana verde es la que tiene menor número de calorías y mayor número de vitaminas y minerales.

Frutos rojos

Cada una de las frutas rojas tiene su propia composición, pero, lo que hace a este grupo especial es su elevado contenido en flavonoides, los cuales intervienen en el color, aroma y sabor de tan atractivos frutos.
Son numerosas las investigaciones que demuestran los efectos
• antiinflamatorios
• antivirales o
• antialérgicos
de los flavonoides y su papel protector frente a enfermedades cardiovasculares, cáncer y diversas patologías, como la hipertensión arterial.

Melocotón

Como la gran mayoría de las frutas, los melocotones tienen un alto porcentaje de agua y muy pocas calorías. Aportan hidratos de carbono en forma de azúcares simples, fibra, potasio, vitamina C y carotenoides. Estos últimos (carotenoides y vitamina C), son los responsables de su poder antioxidante.

Piña

La piña es una fruta muy diurética e ideal para disfrutarla sola o como parte de nuestros platos.
Facilita la digestión de las proteínas gracias a su contenido en la enzima bromelina.

Mandarina

Al igual que el resto de cítricos, como la naranja o el limón, su pulpa es rica en vitamina C, flavonoides, betacaroteno y aceites esenciales.

Pera

Muy apreciada por sus propiedades nutritivas y su delicado sabor, la pera es adecuada en dietas de
pérdida y control de peso. La pera es una fruta con bajo contenido calórico (53kcal por 100g). Tiene un gran contenido de agua y fibra que se traduce a un efecto saciante considerable y facilita la eliminación de toxinas.

Uva

Concretamente, las uvas tienen un efecto especial y son ideales para proteger nuestra piel de la radiación solar en verano. De hecho, existen estudios que confirman que esta fruta posee ciertos compuestos que fomenta que las células de nuestra piel se protejan de los rayos ultravioletas, ayudando a disminuir las posibilidades de sufrir problemas como el cáncer de piel o quemaduras.

Limón

Posee vitamina C en abundancia que refuerza las defensas del organismo para evitar enfermedades,
sobre todo de las vías respiratorias que van desde un simple catarro, ronquera, amigdalitis, hasta pulmonías, bronquitis, congestiones, gripe, pleuresías, asma etc

Ahora que ya conoces los beneficios de las frutas ¡inclúyelas en tu dieta!

Compartir esta entrada