¿Qué frutas pueden mejorar nuestra digestión?

Una buena digestión  es clave para mantener una buena salud, ya que de ella depende la absorción de los nutrientes que el cuerpo necesita. Existen determinados alimentos que pueden ayudarnos  a prevenir y evitar las molestias digestivas entre esos alimentos están  las frutas para la digestión.

Frutas para la digestión

Índice

Problemas más frecuentes en la digestión

Las frutas y la digestión

6 frutas que mejoran nuestra digestión

Problemas más frecuentes en la digestión

Las digestiones pesadas o lentas  deterioran nuestra saludimpidiendo la correcta asimilación de nutrientes y obstaculizando la adecuada eliminación de residuos y material de desecho de nuestro cuerpo.

Los principales síntomas digestivos que se dan con más frecuencia y que afectan a nuestro día a día son:

  • La inflamación
  • El estreñimiento
  • La dispepsia
  • La acidez
  • El reflujo
  • El dolor abdominal
  • Los gases

Tu estilo de vida y tu alimentación son cruciales para determinar el modo en que tu cuerpo procesa los alimentos.

Según la Federación Española del Aparato Digestivo, la dieta es uno de los pilares básicos en la prevención y el tratamiento de las enfermedades digestivas, así como en la contribución del bienestar digestivo.

Frutas para la digestión

Aunque hayamos incluido frutas y zumos en nuestra dieta diaria, lo cierto es que no siempre sabemos cuáles son las mejores piezas para favorecer nuestra digestión o cuándo es el mejor momento para tomarlas.

De hecho, existen determinados tipos de fruta que son más beneficiosos para el momento de la digestión, ya que ayudan a nuestro organismo a absorber mejor los nutrientes después de cada comida. Y no podemos olvidarnos tampoco de que la salud de nuestro sistema digestivo es importante y que debemos cuidarla.

Para ello, nada mejor que una dieta a base de frutas como

  • el kiwi,
  • la piña,
  • la papaya,
  • la manzana,
  • la ciruela,
  • o el limón

Guia de la alimentacion infantil y adolescentes

6 frutas que mejoran nuestra digestión

El kiwi

Por ejemplo, el kiwi es una fruta que siempre se ha considerado terapéutica para tratar problemas digestivos. Esto es debido a que contiene una enzima llamada proteasa actinidain, la cual actúa rompiendo los enlaces que unen los aminoácidos de las proteínas facilitando su digestión y, consecuentemente, mejorando su absorción por parte de nuestro organismo.

La papaya

La papaya tiene muchos beneficios para nuestra salud, entre ellos, es rica en un elemento beneficioso para favorecer la digestión, conocido como papaína, que está presente tanto en la propia fruta como en el árbol. Tiene un efecto similar a la proteasa de los kiwis, permitiendo una mejor digestión y asimilación de las proteínas que ingerimos durante las comidas. Además, la papaína también posee propiedades antiinflamatorias, perfecta para aliviar, por ejemplo, los dolores musculares consecuencia de un entrenamiento intensivo o una competición deportiva especialmente exigente.

La piña

Finalmente, la piña es una fruta tropical beneficiosa para nuestra salud en general y para el  el sistema digestivo en particular, siendo esta rica en fibras insolubles, las cuales permanecen prácticamente sin cambios cuando se exponen al agua y actúan como una esponja cuando llegan a los intestinos, facilitando el tránsito intestinal y ayudando cuando se sufren problemas de estreñimiento. Estas fibras insolubles también son depurativas, es decir, ayudan a eliminar las toxinas del organismo. Además, otro elemento que contiene la piña es la bromelina que, al igual que la proteasa y la papaína, ayuda a digerir y absorber mejor las proteínas, reduciendo también el reflujo estomacal y los síntomas de acidez.

La manzana

Uno de los alimentos más polivalentes a la hora de hacer una buena digestión es la manzana. Su alto contenido en fibra, agua, minerales y nutrientes facilita la digestión. Pero, además es un regulador del tránsito intestinal ya que actúa en una doble vertiente: es capaz de ayudar en casos tanto de descomposición como de estreñimiento.

Cuando tomamos una manzana sin pelar cobra protagonismo su contenido en fibras insolubles (que no se disuelven en agua) y se acelera el tránsito intestinal, produciéndose un efecto barrido que limpia las toxinas que hayan podido generarse en el proceso digestivo.
Mientras que, cuando la tomamos pelada, adquiere protagonismo la pectina, una fibra soluble que está presente en su pulpa y que ayuda a la retención de líquidos, contribuyendo a la formación del bolo intestinal. La pectina también absorbe las bacterias causantes de la colitis y permite que se recuperen los minerales perdidos por el exceso de deposiciones.

La ciruela

Esta fruta es altamente recomendable en caso de estreñimiento y retención de líquidos. Y es que como es bien sabido, una de las características principales de las ciruelas es su virtud de mejorar el tránsito intestinal. De hecho, desde la antigüedad, las ciruelas se han utilizado como laxante natural

El limón

El limón cuenta con muchas propiedades para nuestro organismo y en concreto el ácido del limón ayuda a descomponer los alimentos. De hecho, es por esto que nuestro estómago está lleno de ácidos, los jugos gástricos, que a medida que envejecemos van disminuyendo. Esta fruta ayuda a nuestro estómago a mantener esos ácidos. Además, en caso de una indigestión o cuando se padece ardor estomacal el jugo de limón aliviará los síntomas.

El mejor momento para tomar frutas y favorecer la digestión

En cuanto a cuál es el mejor momento para ingerir estas frutas, los expertos recomiendan hacerlo durante las comidas, a lo largo del día, de forma que todas las proteínas que ingiramos, se absorban mejor gracias a la acción de estas frutas en nuestro sistema digestivo.

Lo cierto es que no existe una hora ideal para consumir cada tipo de fruta y, aunque solemos comerla después de las comidas, como postre, así los expertos recomiendan ingerirla durante la mañana, entre horas y con el estómago vacío, evitando el tránsito lento, momento en el que es más difícil que nuestro cuerpo absorba adecuadamente todos los nutrientes que nos aporta la fruta, tales como la fibra, las vitaminas, los antioxidantes y los minerales.

 

En resumen

Tener una mala digestión es de los problemas más frecuentes cuando no consumimos suficiente comida con fibra y agua. Es por eso que incluir alimentos que aporten este tipo de nutrientes es esencial para una dieta equilibrada.

Al igual que hay alimentos que provocan gases o hinchazón, también existen otros que pueden facilitar el proceso de digestión. Por ello, una de las recomendaciones principales es incrementar el consumo de fruta, ya que aporta nutrientes esenciales, mejora la digestión y previene la retención de líquidos.

Las frutas son ricas en vitaminas, minerales y fibra soluble, por lo que “facilitan el tránsito intestinal y evitan la acumulación de gases”

En el caso de que no nos apetezca tomar la pieza de fruta en su estado más natural, tenemos la alternativa válida de los zumos de fruta. Concretamente, Libby’s tiene a disposición de los consumidores su Néctar Papaya-Naranja, con todos los nutrientes de la mejor fruta.

Una forma perfecta y deliciosa de cuidar nuestro sistema digestivo.

Ahora que ya sabes que frutas como el kiwi, la papaya o la piña son frutas que mejoran nuestra digestión…no esperes para incorporarlas a tu dieta

 

Compartir esta entrada