Zumos de fruta para la vuelta al trabajo

 

zumos de fruta para la vuelta al trabajo
Comienza el mes de septiembre y muchos debemos decir adiós a las vacaciones de verano y regresar al trabajo. Regresar a la rutina, al estrés, a las horas extras… tras un periodo de desconexión, requerirá de algunas energías extras para afrontarlo.

La vuelta al trabajo  puede abrumar a cualquiera pero podemos minimizar el impacto negativo si seguimos unas sencillas pautas.

Índice

Consejos para volver al trabajo con energías renovadas

Zumos, tu gran aliado para la vuelta

Consejos para volver al trabajo con energías renovadas

Después de varios días o semanas en los que hemos desconectado , dedicando nuestro tiempo al ocio, a las aficiones, a la familia y a la diversión,  toca volver a la rutina diaria.

Esto puede dar lugar al conocido popularmente como  estrés postvacacional y es que la reincorporación al trabajo tras las vacaciones puede ser una de las causas del estrés.

Para que la transición sea lo más fácil posible, te traemos 4 consejos que pueden ayudarte en la vuelta de vacaciones:

Concéntrate en los aspectos positivos

Mirar con nostalgia los días de asueto vividos o pensar en lo duro que va a ser la reincorporación al trabajo no es una buena actitud para afrontar el regreso. ¡Concéntrate en los aspectos positivos de tu trabajo!

Piensa en el reencuentro con tus  compañeros que hace tiempo que no ves, en las experiencias que tienes que contar en el café de media mañana con ellos o todo lo que te has perdido en tu ausencia.

Si llevas tiempo  pensando en nuevos retos y objetivos, la vuelta al trabajo es un excelente momento para dar el primer paso.

Focalízate en todos los aspectos positivos que supone volver al trabajo.

Planifica tu regreso

Si te vas de vacaciones, intenta volver unos días antes de empezar a trabajar . Planificar la vuelta y estar unos días previos en casa ayuda a volver poco a poco a nuestra rutina y horarios. De esta manera, la vuelta no resultará tan dura.

Otro consejo que puede resultar útil es evitar comenzar a trabajar un lunes y hacerlo un día diferente de la semana, ya que ello ayudará a que el impacto psicológico sea menor.

Recupera una dieta equilibrada

Lo primero es recuperar los horarios perdidos durante el verano. Y llevar una dieta equilibrada que contenga  alimentos de los siguientes grupos: frutas, verduras, lácteos, cereales y proteínas.

Para ayudarte puedes guiarte de las recomendaciones que nos ofrecen herramientas como la pirámide alimenticia, el plato saludable o la rueda de los alimentos.

Se ha comprobado que existen propiedades específicas en determinadas frutas para combatir la ansiedad, por lo que un desayuno saludable, en el que reduzcas al mínimo la cafeína y el azúcar y aumentes la ingesta de vegetales o zumos de fruta te preparará para un día de trabajo.

 

Usa técnicas de relajación

La meditación o el control de la respiración pueden llevar al cuerpo a un estado de relajación que nos ayudará a reducir la ansiedad.

El yoga y el pilates, mediante la combinación de ejercicios físicos y de respiración, permiten alcanzar un estado de distensión óptimo y controlar de forma efectiva el estrés y la ansiedad.

dieta saludable

Zumos, tu gran aliado para la vuelta

Para la vuelta a la rutina necesitamos una dosis extra de energía, dicha energía la podemos conseguir de una forma muy  sencilla…través de nuestra alimentación.

Retomar una dieta sana y equilibrada es una forma estupenda de enfrentar el desgaste laboral, que puede medrar nuestra salud física y psicológica, incluso en nuestro estado de humor.

Optar por alimentos, como las frutas y los vegetales, nos ayudará a superar esta fase de nueva adaptación a la jornada laboral. Y, si no podemos o no queremos comernos la pieza de fruta en su estado más natural, siempre podemos optar por la opción válida de los zumos de fruta, mucho más cómodos para llevar con nosotros a la oficina.

  • El agua de coco posee múltiples beneficios, por ejemplo, nos aporta energía tanto para el cerebro como para los músculos, perfecta para tomar durante estas largas jornadas, especialmente ahora que aún seguimos disfrutando de días de sol y de calor, pues nos ayuda a mantenernos bien hidratados y refrescados.
  • El zumo de piña puede resultar también muy refrescante para tomar por la mañana, incluso antes de desplazarnos hasta la oficina. La piña es diurética y perfecta para mantener huesos, piel y uñas sanos. Además, es una fruta ideal para mantener sano nuestro sistema digestivo. Las comidas rápidas y la presión del trabajo puede influir negativamente el funcionamiento de nuestro estómago, por lo que la piña puede convertirse en nuestra gran aliada. Esta fruta estimula la producción de jugos gástricos, favoreciendo también la digestión de las proteínas y, además, mejora los receptores del intestino.
  • El zumo de naranja es otro buen ejemplo de bebida que puede ayudarnos a sobrellevar la vuelta a la oficina. Tomado en el desayuno, este alimento ayuda a cargar de energía al cuerpo, lo que puede potenciar nuestro rendimiento durante la mañana, además de favorecer que salgamos de casa de mejor humor. El zumo de naranja nos aportan los carbohidratos que necesitamos para afrontar mejor la jornada.
  • Finalmente, el zumo de manzana nos llenará de energía si lo tomamos. Las manzanas contienen gran cantidad de fibra, antioxidantes y ayudan a reducir el colesterol. Esta fruta es una fuente de energía natural que, debido a su alto nivel de fructuosa y proteínas, es capaz de aportar la misma dosis de energía que una taza de café.

Así que no debemos olvidar añadir a nuestra dieta estas frutas si queremos que nuestra reincorporación a la vida laboral sea lo más soportable posible para nuestro cuerpo y nuestra mente. Por ejemplo, tomar un buen vaso de Zumo de Manzana Verde 100% Sabor para empezar el día, nos ayudará a comenzar el día con más energía y, por consecuencia, con mayor positivismo.

¡A por todas! Toma zumos de fruta para la vuelta al trabajo y afronta la vuelta con una recarga extra de energía.

 

Compartir esta entrada