Vuelta al cole y a unos hábitos de vida saludables

Después del verano, cuando abandonamos todas las rutinas asimiladas durante el año, llega el momento de la vuelta al cole y a unos hábitos de vida saludables.

de vuelta al colegio

La vuelta a clases es la ocasión ideal para incorporar estos hábitos a la rutina diaria de un niño: hábitos saludables en la alimentación, ejercicio físico, horarios controlados de sueño, tareas y ocio. De esta forma, veremos cómo la vuelta al cole en septiembre se convierte, también, en una oportunidad para adoptar rutinas saludables para toda la vida.

Índice

Organizar las horas de sueño.

Alimentación saludable tras las vacaciones.

Practicar ejercicio físico.

Tareas y deberes diarios.

Tiempo para juegos y diversión.

Resumen.

Organizar las horas de sueño en la vuelta al cole

Durante el verano, los niños se han acostumbrado a una rutina de sueño caótica, en la que se acostaban y levantaban sin horarios ni prisas. Por eso, la vuelta al colegio y a los madrugones resulta tan difícil.

Mantener unos correctos hábitos de sueño tiene vital importancia tanto para su salud como para el rendimiento escolar, ya que si los niños no duermen lo suficiente, se sentirán cansados e irritables y serán incapaces de concentrarse en las tareas escolares.

Para saber cómo incorporar la rutina del sueño ante la vuelta al cole, los expertos ofrecen algunos consejos:

  • Empieza a retomar las rutinas de sueño con diez días de antelación.
  • Acuesta al niño diez minutos antes cada día hasta alcanzar la hora habitual.
  • Adelanta el despertador diez minutos cada día hasta alcanzar la hora habitual.
  • Prepáralo para el sueño con costumbres diarias, como el ejercicio físico durante la tarde, un baño relajante y una cena ligera y nutritiva.
  • Evita que tu hijo use dispositivos electrónicos antes de acostarse, pues la luz de las pantallas interfiere con el sueño.
  • Favorece un ambiente con poca luz y una temperatura en torno a los 22º.
  • Procura entre 9 y 11 horas de sueño para los niños en edad escolar y entre 8 y 9 horas para los adolescentes.

Alimentación saludable tras las vacaciones

Septiembre, vuelta a la rutina. Es hora de recuperar los hábitos de alimentación saludables que tanto trabajamos a lo largo del año.

Los expertos aconsejan distribuir la alimentación del niño en 4 o 5 comidas, organizadas en conjunto con el menú escolar y adaptadas a las exigencias físicas del niño, su edad o las actividades deportivas que realice.

El desayuno, imprescindible antes de ir a clase.

El desayuno debe proporcionar entre el 20 y el 35 % de la ingesta energética diaria del niño y debe dedicarse a él un tiempo concreto, sin otras distracciones, para garantizar una buena digestión.

Un ejemplo de desayunos sanos para la vuelta al cole sería un lácteo, cereales y fruta o zumo, para asegurar un aporte de energía, proteínas y vitaminas.

El tentempié de media mañana y la merienda, priorizar alimentos saludables

A la hora del recreo, expertos y pediatras aconsejan bocadillos saludables y fruta. También debemos asegurarnos de que el niño bebe lo suficiente para garantizar una correcta hidratación, ya sea agua o zumos de fruta, sobre todo después de las actividades deportivas.

Estos consejos sirven de igual manera para diseñar una merienda saludable en casa o en la calle.

La cena, complementar el menú escolar

A la hora de la planificación de una dieta equilibrada para el niño, debemos preparar una cena que complemente a lo que haya tomado durante el almuerzo.

Son aconsejables las frutas y verduras de temporada, aumentar el consumo de legumbres, cereales integrales y pescado y disminuir el de carne, grasas y alimentos excesivamente salados.

Guia de la alimentacion infantil y adolescentes

Practicar ejercicio físico con actividades extraescolares

Por una vez, el verano puede haber representado un cambio a mejor en la rutina diaria del niño; de una vida sedentaria durante el año, han pasado a disfrutar del aire libre y de jugar y practicar ejercicio físico en la playa, la piscina o el campo.

La alimentación equilibrada y el ejercicio físico son claves para una vuelta al cole saludable.

Se recomienda que los niños practiquen una hora diaria de actividad física, como mínimo, para prevenir la obesidad y mejorar su rendimiento y estado anímico.

Lo más sencillo es integrar esta hora de deporte dentro de las actividades extraescolares o fomentar que el niño realice todos los trayectos posibles a pie, como ir y volver del colegio (si la distancia lo permite), hacer recados o paseos por el barrio, así como fomentar las actividades al aire libre, en detrimento de la televisión y los dispositivos tecnológicos.

 

Tareas y deberes diarios

Con la vuelta a clase, vuelven los deberes y las tareas escolares.

Estas tareas diarias para niños sirven para reforzar y afianzar las materias trabajadas en clase y por eso resultan tan importantes. No obstante, también es cierto que las tareas no deben ocupar el cien por cien de su tiempo ni restarles hasta el último minuto de juego.

Si a tu hijo le cuesta enfrentarse a las tareas diarias, los expertos ofrecen algunos consejos:

  • Participa de la rutina escolar de tus hijos, conoce a los profesores, asiste a las reuniones y entiende sus objetivos a la hora de plantear los deberes.
  • Organiza un espacio adecuado para los deberes. Debe ser un lugar específico, con buena iluminación, silencioso y en el que disponga de todo el material escolar necesario.
  • Fija un horario concreto para los deberes y asegúrate de que los realice entonces, sin posponerlos.
  • Si la tarea es demasiado complicada o amplia, ayuda a tu hijo a organizar un plan de trabajo, dividiéndola en tareas más manejables, con objetivos concretos y accesibles.
  • Evita las distracciones mientras está haciendo la tarea, como la televisión, música, teléfono o dispositivos electrónicos.
  • Ayuda a tu hijo en lo que necesite, pero no hagas todo el trabajo por él. Asegúrate de que el esfuerzo venga de su mano, tanto en las tareas de esfuerzo mental como en las manuales.
  • Implícate, pregunta qué tareas tiene, cuándo son los exámenes, asegúrate de que termina los deberes y ayúdalo si hiciera falta.
  • Elógialo y felicítalo por sus resultados y esfuerzo. Demuestra al niño que estás orgulloso de él y eso lo animará a trabajar cada vez más.
  • Si tu hijo tiene problemas en clase o con los deberes, asegúrate de que no sea un problema de salud. Puede que necesite gafas para leer o para ver bien la pizarra o que tenga algún trastorno o déficit de atención.

Tiempo para juegos y diversión

Colegio, actividades extraescolares, deberes, clases de refuerzo. En los últimos años, hemos olvidado que los niños necesitan tiempo para jugar y divertirse como parte de un desarrollo sano y equilibrado.

Estamos forzando a nuestros hijos a unos niveles de estrés que afectan a su salud física y mental y que pueden robarles tiempo de sueño o de socialización con amigos y familia.

Debemos permitir que los niños jueguen y se diviertan con actividades de su interés que fomenten la interacción con otros niños.

Incluso hay juegos que te ayudarán a preparar su vuelta al cole.

De igual modo, debemos respetar que los niños también necesitan tiempo de descanso para desconectar de las exigencias de su rutina. Los niños también deben aburrirse.

En resumen, la vuelta al cole en septiembre, una oportunidad para recuperar hábitos saludables

La vuelta al colegio es la oportunidad perfecta para recuperar los hábitos y rutinas en los niños que aprendimos durante el año y adoptar otros nuevos.

Debemos cuidar una alimentación variada y equilibrada con el menú escolar, un tiempo de ejercicio físico adecuado para la edad del niño y otro tiempo para los deberes, sin olvidar, también, tiempo para juegos y diversión.

De esta manera, proporcionaremos a nuestros hijos una vuelta al colegio en septiembre sencilla, sana y equilibrada.

Compartir esta entrada