Zumos de fruta para los niños

La dieta de los más pequeños es algo que ocupa y preocupa a muchos padres y , en ocasiones, surgen dudas sobre la conveniencia de incluir los zumos de fruta en la alimentación de los niños.

Zumos de fruta para niños

Todos sabemos ya lo importante que es para la salud una alimentación equilibrada, más aún cuando hablamos de los niños.

  • En la etapa infantil y juvenil, una correcta ingesta de alimentos es imprescindible para su adecuado desarrollo, tanto físico como mental.
  • Son muchos los estudios científicos que demuestran que una buena alimentación es crucial para que niños y adolescentes, tengan un mejor rendimiento en su día a día.

Zumos de fruta para los niños y los adolescentes

  • Tomar un zumo de fruta todos los días es un excelente complemento para una dieta saludable, y más en la etapa de desarrollo y crecimiento donde necesitan muchos nutrientes. Son muchos los beneficios que nos aportan los zumos porque al igual que las piezas de fruta, los zumos contienen nutrientes esenciales para nuestro organismo.
  • La fruta y los zumos aportan multitud de nutrientes: vitaminas, minerales, fibra… También agua. Todos estos elementos son fundamentales para el desarrollo de los más pequeños de la casa, que como decíamos están en pleno crecimiento y tienen unos requerimientos nutricionales que deben cubrir.
  • Los niños y los adolescentes son los consumidores más habituales de los zumos de fruta, pues se trata de un alimento muy cómodo para su transporte y consumo, de forma que los pueden llevar consigo cuando van al colegio u otro tipo de actividades fuera de casa.

 

Guia de la alimentacion infantil y adolescentes

 

5 motivos por los que se recomienda los zumos de fruta para los niños

1. El zumo es una manera fácil de que los niños consuman vitaminas y minerales.

Los zumos de fruta conservan una parte significativa de las propiedades saludables de las frutas, esto es las vitaminas y los minerales,  por lo que podemos considerar que son casi tan sanos como la propia fruta, pero tienen la ventaja añadida de que son más fáciles de consumir para muchas personas a las que no les gusta o tienen dificultades para comer la fruta entera.

En el caso de los niños, el zumo les facilita la ingesta porque la mayoría de las veces es bastante difícil la introducción  de nuevos alimentos y el zumo es una buena de forma de acostumbrar al niño a nuevos sabores.

 

2. Un vaso de zumo al día puede ayudar a cumplir los objetivos diarios para la ingesta de fruta.

Según indican las encuestas europeas llevadas a cabo en 2009 sobre “Frutas y vegetales en los diferentes países de la Unión Europea” ,el consumo de fruta y verdura es bajo entre niños y jóvenes en todos los países de la UE por debajo de las recomendaciones que se sitúan en la ingesta de  400-500 g / día.

Sobre todo los más pequeños que son especialmente quisquillosos a la hora de tomar fruta entera o tienen aversión a probar cosas nuevas, los zumos pueden ser una fuente alternativa de vitaminas y minerales.

Por otra parte, debido al ritmo de vida actual, en la que los niños además de al colegio tienen muchísimas otras actividades, puede resultar difícil cumplir con la ingesta diaria recomendada de frutas y verduras porque pasan mucho tiempo fuera de casa. Una de las 3 piezas de fruta recomendadas puede ser un zumo envasado comercial  o un puré de frutas que puede llevar de forma práctica y cómoda en su mochila.

3. Un vaso de zumo de naranja de 150 ml contiene entre un 121-182% de la Ingesta Adecuada de vitamina C y un 16-23% de la IA de folato.

Vamos a tomar como ejemplo práctico el zumo de naranja: cuando los niños toman un zumo de naranja no sólo están tomando una bebida que les gusta, además están ingiriendo entre otros: vitamina C,  folato, potasio y hesperidina.

Veamos el contenido de estos nutrientes en un vaso de zumo de 150ml

  • Vitamina C : contiene 62 mg . La vitamina C contribuye tener unos dientes, piel y encías sanos, e influye en la salud ósea ayudando a mantener unos niveles normales de colágeno
  • Folato: 32,3 mcg. Nutriente del complejo de la vitamina B que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades para funcionar y mantenerse sano.  El folato ayuda a mantener el buen funcionamiento psicológico y del sistema inmunológico. Es esencial para el desarrollo y la función del cerebro, el metabolismo de los aminoácidos, la producción de glóbulos rojos y la síntesis de ADN
  • Potasio: 264 mg. El potasio contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso y ayuda en mantener una adecuada función muscular y presión arterial
  • Hesperidina: 78 mg.  Es un polifenol de la subclase de las flavanonas,tiene propiedades antinflamatorias, y que puede tener efectos beneficiosos para el funcionamiento microvascular .

 

4. La vitamina C potencia la absorción de hierro no hemo.

Muchas frutas contienen vitamina C y uno de los beneficios más importantes de esta vitamina es que  ayuda a mantener unos niveles normales de hierro.

El hierro es un mineral esencial para el organismo. Su carencia es uno de los trastornos nutricionales más comunes y extendidos del planeta, y su carencia puede provocar anemia, fatiga física y mental y problemas cognitivos, entre otros.

La carencia de hierro afecta sobre todo a los siguientes sectores de población: los niños ,las  mujeres embarazadas, vegetarianos y veganos.

No obstante, no sólo es importante incorporar este mineral en la dieta  sino también favorecer que el cuerpo pueda absorberlo y aquí es donde cobra importancia la vitamina C.

La combinación de alimentos ricos en hierro no hemo ( presente en alimentos de origen animal como vísceras, carnes, pescados y mariscos) con frutas que sean fuente de vitamina C aumenta la absorción de dicho mineral.

Los zumos de fruta ricos en vitamina C, pueden ayudar a la fijación del hierro en niños con problemas de anemia.

5. El zumo de fruta es un líquido, y contribuye a la hidratación del organismo.

La hidratación es uno de los factores más importantes a la hora de asegurarnos una buena salud.

Los niños a veces muestran más interés por jugar y otras actividades y a menudo no “tienen tiempo de beber” Para asegurar una correcta hidratación, ​debemos animales a beber pequeñas cantidades de líquido  a lo largo de todo el día.

A los niños les será más sencillo si variamos las bebidas saludables y, además de agua, los hidratamos con​ zumos de frutas​ que ayudarán a una hidratación adecuada mientras aportan gran cantidad de vitaminas y minerales.

Zumos de fruta para niños: un complemento a su alimentación

Los zumos pueden convertirse en nuestro mejor aliado como complemento a la dieta de los más pequeños, más aún cuando nos ayudan a probar una amplia variedad, en cualquier momento del año, y a adaptar el paladar a la fruta desde la infancia.

Al igual que la fruta, los zumos contienen nutrientes esenciales para nuestro organismo.

  • Un 10% de la composición de los zumos de fruta son hidratos de carbono, principalmente los azúcares propios de la fruta, vitales para la memoria, generar energía y ayudar al crecimiento de los niños.
  • El 90% restante está compuesto por fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y agua.

Los zumos de fruta envasados son una alternativa válida, cómoda y práctica a la fruta en su estado más natural, y no pueden contener azúcar añadido ni conservantes ni colorantes ni potenciadores del sabor.

 

Los zumos de fruta para los niños son una buena idea porque complementan su alimentación

Fuente:
logo_eses