La guía de las mejores técnicas de estudio

Las personas nos encontramos en numerosas ocasiones ante la necesidad de aprender algo nuevo. En estos casos, las técnicas de estudio apropiadas y una buena capacidad de concentración nos ayudarán a afrontar esta tarea con facilidad y a no olvidar lo que aprendamos.

Tecnicas de estudio

La complejidad de estudiar

Resulta de vital importancia disponer de ciertas técnicas de estudio que nos ayuden a enfocar el aprendizaje de una materia con buen ánimo, a optimizar el tiempo invertido y a asimilar los conceptos sin arriesgarnos a olvidarlos en cuanto cerremos el libro.

tecnicas de estudio

¿Por qué olvidamos lo que hemos estudiado?

El cerebro tiende a olvidar con demasiada rapidez lo que hemos estudiado durante horas o días. ¿Por qué olvidamos lo que hemos estudiado?

  • Algunos expertos creen que la información que almacenamos se superpone a la que habíamos memorizado con anterioridad.

  • La curva del olvido explica que según pasa el tiempo sin que repasemos la información memorizada, esta disminuirá de manera exponencial.

También se ha demostrado que repasar la información aprendida permite recuperar lo olvidado con mayor velocidad que si empezáramos desde cero. Y que cuanto menos tiempo pase entre el aprendizaje inicial y el repaso, más rápido recuperaremos la información memorizada inicialmente.

tecnicas de estudio

10 técnicas de estudio para mejorar nuestro aprendizaje

Con las siguientes técnicas de estudio conseguiremos optimizar el tiempo, aumentar el rendimiento y obtener mejores resultados.

Estas técnicas son:

  • Subrayar lo más importante: busca las ideas más relevantes en el texto y subráyalas mediante líneas o colores.

  • Tomar tus propios apuntes: explica la información con tus propias palabras para comprenderla mejor.

  • Crear mapas mentales: organiza un esquema de importancia de la información en la que un dato te lleve a otro.

  • Elaborar fichas de estudio: elige los datos básicos y plásmalos en fichas de fácil consulta.

  • Ensayar con ejercicios y casos prácticos: Mediante pruebas y ejercicios lograrás comprender mejor la información.

  • Brainstorming: Un grupo de estudio en el que cada uno aporte sus ideas es una manera fantástica de asimilar conceptos

  • Recurrir a reglas mnemotécnicas: Las diferentes técnicas mediante acrónimos, palabras o historias grabarán la información en tu cerebro.

  • Planificar un calendario de estudio: Cíñete a un horario bien organizado y no te desvíes.

  • Memorizar mediante imágenes: Si tienes buena memoria visual, un sistema de imágenes, dibujos o icónicos te ayudarán a recordar conceptos.

  • Buscar ayuda en foros online: En Internet encontrarás ayuda si hay algún dato o concepto que se te resiste.

Los métodos de aprendizaje que nos ayudarán a estudiar

Para sacar el mejor rendimiento de las horas de estudio y asegurarnos de grabar los conceptos en nuestra cabeza, disponemos de diferentes métodos:

  • Repasa lo que has estudiado: Repasa la información con asiduidad para no olvidarla.

  • Utiliza diferentes técnicas para comprender la información: Aprovecha las técnicas de estudio que hemos visto para asimilar correctamente la información en vez de limitarte a memorizar.

  • Estudia en grupo: Trabajar en grupo nos obliga a exponer lo aprendido ante los demás y a contrastar opiniones.

Otras rutinas que pueden ayudarnos

Algunas rutinas de trabajo pueden ayudarnos a estudiar y mejorar nuestra memoria y capacidad de concentración.

  • Respeta 8 horas de descanso para tener la mente despejada.

  • Practica ejercicio físico que te ayudará a mantener la mente activa.

  • Interrumpe las sesiones de estudio cada dos horas y realiza pequeños descansos para evitar la fatiga mental.

  • Cuida tu alimentación y cuidarás tu cerebro.

Cómo podemos mantener la concentración durante el estudio

Para poder estudiar correctamente y memorizar las materias de manera profunda, sin arriesgarnos a olvidarlas, debemos empezar por mantener la concentración mientras trabajamos en ello.

Comprende cómo funciona tu concentración

Para ello, hazte algunas preguntas como:

  • ¿Qué tipos de estímulos atraen tu atención de mayor manera?

  • ¿Cuáles te distraen cuando estás concentrado en otra cosa?

  • ¿Cuánto tiempo eres capaz de mantener la concentración en una tarea en concreto?

Una vez entiendas estos conceptos, puedes utilizar algunos trucos para mantener la concentración:

  • Evita las distracciones: Aléjate del ordenador y las redes sociales, y pide a tu familia que no te interrumpa durante las sesiones de trabajo.

  • Combina las asignaturas: Alterna las sesiones de estudios entre diferentes materias en vez de dedicarte a una sola, sin descanso.

  • No te olvides de descansar: Desconecta y sal a la calle, sobre todo si dispones de algún espacio natural cerca.

  • Cuida tu alimentación: Una alimentación equilibrada ayuda a nuestro cerebro a alcanzar su mayor nivel de trabajo.

  • Practica ejercicio físico: Una breve sesión de ejercicio aeróbico mejora la memoria y despeja la mente.

  • Apúntate a un reto: Aprender algo que nos presente cierta dificultad obliga a nuestro cerebro a un esfuerzo mayor y mejora la motivación.

  • No te dejes engañar por la confianza: Si te resulta sencillo estudiar, intenta ir un paso más allá y profundiza en la materia. Un exceso de confianza puede traicionarte.

tecnicas de estudio

En resumen, la importancia de combinar las técnicas de estudio con la concentración

Las mejores técnicas de estudio no bastan por sí solas para obtener resultados a la hora de aprender una nueva materia o habilidad.

Debemos otorgar la misma importancia a nuestra capacidad de concentración que a los diferentes métodos de aprendizaje, y de esta manera alcanzaremos nuestros objetivos de la manera más rápida, sencilla y duradera posible.