Mitos sobre los zumos de fruta

Existen mitos sobre los zumos de fruta que son totalmente erróneos. De hecho, diversos estudios científicos han analizado estos conceptos erróneos.

Mitos sobre los zumos de fruta.mitos sobre los zumos de fruta

Primero, los zumos de fruta no contienen azúcares añadidos, es decir, que no se le añade ningún tipo de azúcar a los zumos. De hecho, la legislación europea prohíbe añadir azúcares a los zumos, provengan estos o no de concentrados de fruta. Y es que un zumo de fruta contiene, aproximadamente, un 10% de azúcares en forma de fructosa, glucosa y sacarosa. El 90% restante del contenido de la fruta consta de agua, vitaminas, minerales, antioxidantes o fibra. En otras palabras, el azúcar que ingerimos cuando nos tomamos un zumo de fruta, es aquella que procede de fruta entera, en su estado más natural.

Segundo, hay que tener en cuenta que todas las piezas de frutas contienen los mismos tipos de nutrientes esenciales, y lo mismo sucede con los zumos. Por ejemplo, el zumo de naranja es rico en vitamina C, mientras que un zumo de plátano tendrá un mayor contenido en potasio. Se ha demostrado que los zumos de fruta, si bien son una alternativa válida en ciertas ocasiones a la pieza de fruta entera, no la deben sustituir por completo.
Aunque un zumo de fruta puede complementar a la perfección nuestra dieta diaria, y es que los estudios demuestran que los europeos no consumimos la cantidad de fruta y verdura recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y, si tomamos un zumo de fruta con las comidas, aumentaremos su ingesta de forma considerable.

Por lo tanto, no es cuestión de elegir entre una forma u otra de ingerir fruta, sino de intentar combinarlas, de forma que su ingesta se acomode a nuestro ritmo de vida.

Finalmente, es importante saber que el zumo envasado es tan nutritivo como aquel que exprimimos en casa. Existen datos que confirman que algunos nutrientes pueden reducirse ligeramente en los zumos envasados, con respecto a la fruta entera, sin embargo, también se ha demostrado que otros nutrientes pueden ser de más fácil absorción por parte de nuestro organismo. Las vitaminas y minerales que encontramos en estos zumos vienen directamente de la fruta de la que se extrae, y los procedimientos de envasado pueden ayudar a preservar los nutrientes de la fruta recién recogida.

De hecho, existen productores de zumo que eligen procesos específicos que ayudan a mantener el valor nutricional de la fruta, exprimiéndolo y envasándolo de forma que se protejan todos sus nutrientes naturales.

En Libby’s, ponemos a disposición de los consumidores nuestra gama de productos sin azúcar añadido. Por ejemplo, nuestro Zumo de Naranja Sin Azúcar Añadido que contiene todos los nutrientes y todo el sabor de la mejor fruta.

Desmontados quedan los mitos sobre los zumos de fruta.

 

Fuente logodeporpress