Historia del zumo de frutas

Historia del zumo de frutas

Historia del zumo de frutas
Los zumos y néctares comerciales que encontramos actualmente en las estanterías del supermercado han atravesado todo un proceso a través de la historia antes de convertirse en los productos que conocemos.

Los zumos comerciales empezarían su historia a partir del siglo XX, ya que esta industria solo fue posible la modernización de los procesos tecnológicos y de producción, con una mayor capacidad de almacenamiento, unos medios de transporte lo suficientemente desarrollados como para transportar esta mercancía y un mercado amplio con una buena capacidad adquisitiva.

Y es que, en la evolución humana, la dieta es siempre ha sido un factor determinante, y ha experimentado diversas transformaciones a lo largo de los siglos. Desde la antigüedad, el consumo de frutas ha sido valorado de forma muy positiva, hasta llegar al punto de que muchas culturas las consideraban manjares de los dioses, capaces incluso de otorgar propiedades mágicas o divinas. No es de extrañar que existan evidencias de ofrendas de frutas que se realizaban en templos y altares de antiguos dioses, una tradición que se sigue manteniendo, hoy en día, en países como la India.

Historia del zumo de frutas

En cuanto a los orígenes de la fruta en forma de zumo, se remontan hasta las tecnologías usadas en el ámbito militar, pero que acabaron resultando esenciales para la vida diaria de las personas. A finales del siglo XVII cuando los experimentos realizados con las propiedades conservantes del azúcar hervido permitieron que se enviasen alimentos a los ejércitos que se encontraban en campaña. Por ejemplo, los soldados solían sufrir de falta de vitamina C y, dado que la ingesta de zumo de limón prevenía contra este mal, el suministro de este alimento se volvió obligatorio en la marina británica.

Otro hito crucial en el desarrollo de los zumos de fruta fue el desarrollo del proceso de pasteurización, el cual consiste en un proceso térmico que se aplica a los alimentos, con el objetivo de eliminar los microorganismos responsables de su alteración y consecuente mal estado, permitiendo su conservación y afectando lo menos posible a sus propiedades nutricionales. Este proceso proporcionó a la humanidad una excelente forma para conservar, almacenar y distribuir a grandes distancias toda clase de alimentos.

Un proceso histórico que nos ha llevado a poder disfrutar de los zumos envasados que conocemos hoy en día. Zumos como los de Libby´s, 100% sabor, elaborados con la mejor fruta y conservando todos sus nutrientes y todo su sabor. Toda una delicia para el paladar que, además, es muy saludable para nuestro organismo.

Fuente logodeporpress