Alimentación de los niños en verano

La alimentación de los niños en verano da más de un quebradero de cabeza a los padres.

La alimentación de los niños en verano

En verano, se produce un cambio en las costumbres y alimentación del niño.
Cambian las rutinas y los horarios son más desordenados, por esto en esta estación del año hay que tener especial cuidado con su alimentación.

En la época estival además del calor ambiental hay que añadir el mayor número de horas que pasan al sol, jugando al aire libre en el campamento, en el parque, en la playa o en la piscina. Estas situaciones se acompañan de mayor ejercicio físico, es por esto que debemos preocuparnos sobretodo del mantenimiento de una correcta hidratación, tanto mediante la ingesta de líquidos como a través del mantenimiento de una dieta adecuada.

Consejos sobre hidratación

• Debe beberse entre 1,5 y 2 litros de agua al día.
• Las frutas y las verduras son alimentos que suman en nuestra balanza de líquidos.

¿Cuánta agua debe beberse?

No hay una cifra exacta ni que pueda aplicarse a todo el mundo por igual, ya que cada persona tiene unas necesidades concretas. Lo recomendable es ingerir en torno a un litro y medio, dos litros de agua al día, que equivale a ocho o diez vasos. Además de esta cantidad, hay que tener en cuenta que gran parte de los alimentos que forman parte de una dieta sana y equilibrada cuentan en su composición con agua, por lo que nos ayudarán en nuestro objetivo.

¿Qué alimentos ayudan a mantener un buen nivel de hidratación?

Sobre todo la fruta y la verdura, ya que alrededor del 85% de su peso es agua y, por tanto, suman a nuestra balanza de líquidos ingeridos. Lo mejor de todo es que además de agua proporcionan muchas otras sustancias beneficiosas como son las vitaminas, los minerales y la fibra. Podemos aprovechar sus nutrientes tomándolas tanto enteras como en zumos, lo importante es hacerles un hueco en nuestra dieta diaria. Las frutas de temporada como la sandía, el melón, el mango o la manzana y la piña, son estupendas opciones para mantenernos frescos e hidratados.

Campamentos y alimentación de los niños en verano

Con el fin del curso escolar, los campamentos de verano se convierten en una de las opciones de conciliación de muchas familias.
Los campamentos de verano se presentan como una de las mejores opciones para que los más pequeños puedan divertirse mientras los mayores trabajan.

Esto no debe ser un inconveniente para que los niños continúen con sus hábitos de vida saludables y una adecuada alimentación de los niños en verano , y por ello te damos algunos consejos sobre qué debe llevar el niño en la mochila al campamento

De los 3 grupos de alimentos que debemos tomar en el desayuno, lácteos, cereales y fruta, podemos repartirlos en 2 tomas: el desayuno en casa y el desayuno en el campamento.

Te proponemos algunos tentempiés para que el niño tome a media mañana:

Frutas frescas enteras o cortadas y guardadas en un “tupper” . Una buena opción para los pequeños es incluir un zumo o un puré de frutas, facilita la ingesta y según la O.M.S. un zumo comercial puede sustituir a una de las 5 piezas de fruta o verdura al día recomendadas.
Frutos secos crudos o tostados, sin sal
Pequeños bocadillos de queso fresco o jamón o cocido, si añadimos algún tipo de vegetal mucho mejor.

Y en verano también: hábitos de vida saludable.

Consigue una buena alimentación de los niños en verano.