La fruta en el entrenamiento de alta intensidad

La fruta en el entrenamiento de alta intensidad
Si somos de esos deportistas que se han decidido por un entrenamiento de alta intensidad, nuestra dieta deberá ser acorde, de forma que nos aporte todos los nutrientes que necesitamos para alcanzar nuestros objetivos.La fruta en el entrenamiento

Los entrenamientos de alta intensidad son aquellos que están orientados a desarrollar la fuerza, la potencia y la resistencia de larga duración. Existen diversos alimentos que pueden ayudarnos a soportar actividad física de este nivel, y uno de ellos son las frutas, ya que son muy nutritivas para antes y después de un entrenamiento con pesas, crossfit o cualquiera de alta intensidad. Las frutas están especialmente indicadas por su contenido en carbohidratos, sobre todo en el caso de la manzana, la pera y los cítricos.

De hecho, las frutas son un excelente aperitivo para tomar antes de iniciar la sesión de entrenamiento, aunque, en este caso, se recomienda optar por aquellas con un índice glucémico bajo, es decir, aquellas en las que la glucosa se absorbe de forma más lenta en nuestro organismo.

La fruta en el entrenamiento de alta intensidad, tu mejor aliada

Las fresas son perfectas, no solo por su bajo índice glucémico, sino también porque aportan buenas cantidades de Vitamina C, lecticina y pectina, nutrientes y antioxidantes beneficiosos contra los radicales libres, que se generan al hacer ejercicio, evitando el envejecimiento prematura de nuestras células.

Por su parte, la manzana también aporta una cantidad moderada de glucosa y posee un alto contenido en antioxidantes. Esta fruta permite la evacuación de diversos productos de desecho, que se generan durante el entrenamiento, agilizando la recuperación de los músculos. Además, la manzana favorece la elasticidad de la paredes arteriales, mejorando, por lo tanto, la circulación del torrente sanguíneo, mejorando el transporte de oxígeno y nutrientes a las células, tejidos y órganos de nuestro cuerpo.

Otro buen ejemplo es la pera, rica en potasio y, por ende, una gran aliada para evitar los calambres durante un entrenamiento muy intenso. Es rica en vitaminas A y C, y contiene flavonoides como el beta-caroteno, luteína y zea-xantina, los cuales ayudan a nuestro cuerpo a eliminar toxinas, optimizando nuestro rendimiento. Al igual que la manzana, la pera favorece la vasodilatación, favoreciendo la circulación y la salud del corazón.

Desde Libby’s ponemos a disposición de los consumidores una gran variedad de zumos envasados, los cuales mantienen todos los nutrientes de la mejor fruta, con un delicioso sabor. Entre ellos, podemos encontrar el Zumo de Manzana 100% Sabor, el cual, teniendo en cuenta las frutas recomendadas para los entrenamientos de alta intensidad, es uno de los más indicados para consumir, tanto antes como después de nuestra sesión deportiva.
La fruta en el entrenamiento, puede ser tu mejor aliada.

Fuente:

logodeporpress