Propiedades de la mandarina

Descubre todas las propiedades de la mandarina

Propiedades de la mandarina

La mandarina es una conocida fruta cítrica por la gran cantidad de propiedades que contiene, especialmente por su riqueza en vitaminas antioxidantes, uno de los mayores aliados de nuestro sistema inmunitario. Y es que en esta época, durante los meses más fríos del año, cuando más nos conviene añadirla a nuestra dieta.
Se trata de una de las frutas más populares por su característico sabor, también entre los más pequeños, pues también es muy fácil de pelar y comer.

Propiedades de la mandarina

 

Al igual que el resto de cítricos, como la naranja o el limón, su pulpa es rica en vitamina C, flavonoides, betacaroteno y aceites esenciales.

Además, destaca por su riqueza en ácido fólico, una vitamina perteneciente al complejo B esencial para la salud, pues protege las células sanas, previene la anemia, contribuye a controlar la hipertensión e interviene en la formación del sistema nervioso.

Las mandarinas son muy usadas en las dietas para adelgazar, ya que funcionan muy bien como diuréticos, favoreciendo la eliminación de líquidos. Además, al poseer grandes cantidades de fibra, son beneficiosas para regular el sistema digestivo, evitando problemas como el estreñimiento, pero también reduciendo la absorción de las grasas. Las frutas con vitamina C, como es el caso de la mandarina, suelen causar sensación de saciedad lo que, unido a su bajo contenido en azúcares, convierten a esta fruta en una gran aliada contra la obesidad y para las dietas de adelgazamiento.

Por supuesto, la vitamina C también juega un papel fundamental en la protección de nuestro sistema inmunitario, reduciendo la duración y la intensidad del catarro o la gripe. Además, previene la aparición de enfermedades degenerativas y cardiovasculares, pues flavonoides, como la hesperidina, protegen las paredes de los vasos sanguíneos. En casos de anemia, también se recomienda el consumo de las mandarinas, ya que la vitamina C favorece la absorción de hierro, aportado por otros alimentos, además de favorecer la producción de glóbulos rojos.

El elevado contenido en agua, potasio y ácido cítrico de las mandarinas producen un efecto diurético en nuestro cuerpo, favoreciendo la eliminación del ácido úrico y sus sales. Además, su consumo mejora el tono de la piel y ayuda a lucir una piel libre de imperfecciones, reduciendo los signos del envejecimiento, como las arrugas o las manchas.

Finalmente, son ricas en vitamina E y B12, las cuales son esenciales para inducir el crecimiento del cabello.

Si quieres beneficiarte de todas las propiedades de la mandarina, también puedes hacerlo en forma de zumo, como una alternativa válida a la pieza de fruta en su estado natural. Por ejemplo, el Néctar Multifrutas de Libby’s cuenta con la mandarina como uno de sus deliciosos ingredientes.

¿A qué esperas para probarlo?

Fuente logodeporpress