El ácido fólico, un aliado para embarazadas.

El ácido fólico, una vitamina esencial en el embarazo.

ácido fólico
El concepto de vitamina surgió a comienzos de este siglo para denominar un grupo de sustancias indispensables para la vida. El ácido fólico es una vitamina del grupo B, concretamente se trata de la vitamina B9. Las vitaminas son nutrientes reguladores requeridos en cantidades muy pequeñas para llevar a cabo un gran número de funciones en el organismo. Se caracterizan por no ser fabricadas por nuestro organismo, lo cual nos obliga a ingerirlas con la dieta.

Qué es el ácido fólico

El ácido fólico o vitamina B9 se encuentra en el grupo de las vitaminas hidrosolubles, eliminándose fácilmente por la orina. Se absorbe muy bien con agua en el organismo, son poco resistentes al calor y deben ingerirse a diario debido a que casi no se almacena en el organismo.
La vitamina B9 funciona conjuntamente con la vitamina B12 y la vitamina C para descomponer, utilizar y crear nuevas proteínas.
Tiene un papel muy importante en la formación del grupo hemo, la proteína que contiene hierro en la hemoglobina, previniendo la anemia.
Ayuda en el trabajo celular y en el crecimiento de los tejidos. Por esto es un suplemento que no debe faltar antes ni durante el embarazo. La cantidad adecuada de ácido fólico ayuda a prevenir ciertas anomalías congénitas, espina bífida e incluso disminuye el riesgo de aborto.
La cantidad diaria recomendada para personas sanas y sin riesgos es de 0,2 mg mientras que la cantidad diaria que se recomienda para embarazadas es de 0,4 a 0,8 mg.

Alimentos ricos en ácido fólico

El ácido fólico se encuentra en diferentes grupos de alimentos como frutas, verduras de hoja verde sobretodo, legumbres y cereales integrales. Consumir este tipo de alimentos a diario es una buena costumbre pero para conseguir duplicar las cantidades diarias recomendadas en las mamis es conveniente:

  • Suplementarte con un producto farmacéutico previamente preescrito por un médico.
  • Consumir alimentos que contengan ácido fólico añadido.
  • En zumos puedes encontrarlo en los zumos de cítricos como el de naranja o en los frutos rojos.

lucia corominas