El mango. Rico en antioxidantes

  • Es un fruto carnoso con mucha pulpa, fibra y un agradable sabor.
  • Característico de zonas tropicales y subtropicales, en Canarias es una fruta de fácil adquisición.

Chica comiendo mango web

Al contrario de lo que suele pensarse, el mango es originario de la India y otras zonas de Asia y no de América Latina, aunque por sus cualidades crece bien en zonas de climas cálidos y templados. Esta fruta destaca por su alto contenido en fibra, siendo la variedad llamada mango de hilacha la que contiene mayor cantidad. Las variedades de mango de gran tamaño tienen un sabor y olor similares al del melocotón en almíbar, aunque con una textura menos hidratada.

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Los mangos son considerados como una fruta rica en nutrientes, su contenido nutricional cambia según la variedad de mango y su grado de madurez. Natalia Hernández, experta en nutrición y dietética y miembro de la Asociación de Dietistas Diplomados de Canarias (ADDECAN) señala que “su color intenso denota una de sus mayores propiedades, los carotenos, importantes para la vista, los huesos y la piel, además de favorecer un bonito bronceado”.

Según Hernández, “su contenido en vitamina B6, es importante en el correcto metabolismo y en el funcionamiento del sistema nervioso. Además, junto con el ácido fólico y la vitamina B12, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares”. Destaca también que “su alto nivel de potasio es importante en la retención de líquidos y en la adecuada actividad muscular, por lo que es muy apto su consumo en deportistas”.

ANTIOXIDANTES

El mango está considerado como una fruta de alto poder antioxidante, según Natalia Hernández, esta fruta “posee un alto contenido en vitamina A y C, base de su poder antioxidante, neutraliza los radicales libres relacionados con el envejecimiento, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cánceres”. Así pues, el mango puede ser un gran aliado para mantenernos jóvenes tanto por fuera como por dentro.

DIGESTIÓN DE PROTEÍNAS

El mango facilita la digestión de las proteínas ya que contiene enzimas digestivas que ayudan a descomponerlas y a combatir la acidez y la mala digestión. La especialista señala que “el mango está relacionado con el metabolismo de las proteínas, a través de su aporte en vitamina B6 y magnesio. La vitamina B6 actúa como coenzima en el metabolismo de las proteínas (reacciones de transaminación, descarboxilación, desaminación), mientras que el magnesio, además de ser necesario para la transmisión nerviosa y la contracción muscular, contribuye en el metabolismo proteico”.

Además, debido a las altas cantidades de fibra que contiene, el mango previene el estreñimiento y reduce los niveles de colesterol en la sangre.

FUENTE DE FLAVONOIDES

Las hojas del mango, raíces, corteza, así como los frutos, contienen nutrientes saludables como los ácidos fenólicos y flavonoides como la catequina. Natalia Hernández apunta que “los flavonoides son estructuras químicas que de forma natural se encuentran en frutas, verduras, hortalizas, semillas, en la cerveza, el vino, el chocolate, el té verde, el té negro y la soja. Sus repercusiones sobre la salud son muy diferentes, desde el efecto cardioprotector de los flavonoides del vino y el té, al efecto beneficioso en la menopausia de las isoflavonas de las legumbres”.

 

Fuente: revista canaria de la salud logo