Alimentación infantil: el papel de los padres

Durante la época de desarrollo, los más pequeños necesitan un aporte nutricional que les permita crecer fuertes y sanos. En este sentido, los zumos de frutas se presentan como una fuente de energía sana, libre de grasas, y habitos saludablesapetecible, que puede ayudar a alcanzar la ingesta de 400 gramos de frutas y verduras diarias aconsejadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, según la “Encuesta Nacional de la Dieta y Nutrición” publicada en 2014, sólo el 30% de los adultos y el 10% de los niños con edades comprendidas entre 11 y 18 años cumplen esta recomendación.

La concienciación de los padres, de la importancia nutricional que tiene el consumo de zumos de frutas, principalmente en el desarrollo físico y mental de los más pequeños, es vital.

El papel de los padres en la alimentación de sus hijos

Resulta comprensible la dificultad que encuentran algunos padres a la hora de incorporar frutas y verduras en la dieta de sus hijos.

Es importante tener en cuenta que los niños estarán más receptivos a ingerir este tipo de alimentos si ven que los más mayores también lo hacen.

Conscientes de que los niños son propensos a rechazar estos productos, resulta conveniente introducir estos alimentos a partir de menús diseñados especialmente para ellos y que llamen su atención, bien sea por su diseño, color o simplemente porque los niños relacionen su ingesta con temáticas divertidas, que les hagan disfrutar, y que al mismo tiempo les proporcionen nutrientes esenciales que fortalezcan su crecimiento y eviten desequilibrios originados por la falta de vitaminas.

Es positivo que los niños participen de forma activa en la selección de los alimentos que más les gustan y que se habitúen a no comer delante del televisor o del ordenador. De este modo, los niños estarán bien nutridos y además aprenderán hábitos de alimentación saludables para toda su vida.

Propiedades beneficiosas de los zumos de frutas en nuestro organismo

Según los datos que arroja el informe del Consumo de Alimentación en España de 2014, del Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), el modelo de familia con un consumo mayor de zumos y néctares se corresponde con hogares formados por 3 ó 4 personas con presencia de menores.

Los zumos y néctares tienen un alto contenido en vitaminas y minerales que reducen la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares, mejoran las funciones metabólicas y musculares, ayudan a la formación de los huesos y contribuyen al mantenimiento de la vista entre otras muchas funciones.

Fuente:

asozumos