Consejos para un bronceado saludable

Bronceado saludable gracias a la alimentación

Hay determinados nutrientes que favorecen un bronceado saludable y natural.bronceado saludable
Es fundamental cuidar la dieta para conseguir un bronceado sin correr riesgos.

Con las temperaturas más cálidas es tiempo para desconectar, para disfrutar de las vacaciones y del tiempo libre que tengamos aprovechando las numerosas horas de sol que la estación nos regala. Pero la diversión no está reñida con el bienestar y es por ello que debemos cuidarnos si queremos conseguir un bronceado natural y saludable gracias a la alimentación.

GRACIAS A LA DIETA

Existen nutrientes que favorecen el bronceado y que además lo hacen cuidando nuestro organismo, porque nos ayudan a acelerar el proceso y reducir las horas de exposición al sol. Además de tener la precaución de protegerse en las horas centrales del día y usar cremas con factor de protección, la alimentación puede ayudar a nutrir y embellecer la piel  logrando un bronceado saludable y natural.
Beta-caroteno

Es un pigmento natural que da el color rojo y anaranjado a las hortalizas y frutas. El beta-caroteno mantiene la integridad de los epitelios, lo cual, en personas sensibles, ayudará a protegerse de las quemaduras solares,de hecho, las personas que sufren protoporfiriaertitropoietica, una enfermedad hereditaria, lo usan para reducir los efectos del sol.

Además, el organismo es capaz de convertirlo en vitamina A, de ahí que el beta-caroteno sea el tipo de provitamina A más común.

Los alimentos en los que podemos encontrar el beta-caroteno son: zanahoria, tomate, naranjas, fresas, frutas del bosque, calabaza, batata, mango, melón amarillo, melocotones, albaricoques, papaya, pimientos….

Vitamina A

Se creía que este nutriente se podía obtener solo de alimentos de origen animal, pero ahora se sabe que también está presente en muchas frutas y verduras. Es un potente regenerador de la piel, por lo que la vitamina A es ideal para proteger la piel contra la radiación ultraviolenta y otros efectos del sol como las quemaduras o las arrugas.

Encontraremos la vitamina A en los mismos alimentos de los que obtenemos el beta-caroteno, además que se ha demostrado mayor efectividad si se consume a través de los alimentos, en vez de en suplementos.
Vitamina C

Es uno de los nutrientes más potentes contra el envejecimiento al actuar sobre los radicales libres y funcionar por tanto como antioxidante. Nos proporcionará un bronceado saludable y natural al reforzar el sistema inmunológico, reducir los radicales libres y proporcionar luminosidad a nuestra piel.

La vitamina C no la produce el cuerpo por lo que es necesario administrársela al organismo a través de los alimentos. Las frutas son la fuente de vitamina C más importante, sobre todo los cítricos, naranja, limón…

Llevar una alimentación variada es la mejor manera de cuidar nuestra piel a través de la alimentación. La dieta debe ser rica en frutas y verduras, y deben priorizarse los alimentos de origen vegetal frente a los de origen animal.